carcel_barranquilla

Foto Cortesía Colprensa

Por Diana Ortega Ruiz – @DianaOrtegaRuiz

A propósito del problema carcelario en Barranquilla, donde funcionan La Modelo, la Penitenciaría y la Cárcel Distrital El Bosque cabe resaltar lo siguiente:

Es claro y de conocimiento público que el hacinamiento en estos centros de reclusión sobrepasa los límites de su capacidad, tanto que en la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía no le dan salida a los capturados porque no hay donde llevarlos y este lugar tampoco da abasto con tantas personas.

El hacinamiento, pareciera un cuento de nunca acabar, hace más de dos años se vienen buscando soluciones de corto, mediano y largo plazo que no llegan, el desinterés nacional por este problema es absoluto a tal punto que se negaron a recibir la construcción de un centro de salud, porque el deber era de ellos.

Quien quiera que sea el encargado Ministerio de Justicia, el INPEC o de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios USPEC, se lavan las manos y oh sorpresa tampoco hacen nada por resolver la falta de atención en salud que tienen los internos.

Es importante decir que aunque esas personas están privadas de la libertad necesitan recibir medicamentos para tratar cada una de las enfermedades que padezcan llámese tuberculosis, varicela, VIH, entre tantas otras que se presentan allí adentro.

Creo, y ya va siendo hora, de que el Gobierno Nacional tome de verdad cartas en el asunto, que tenga clara una política de atención en salud para los internos, que sea integral y brinde las garantías necesarias para la entrega de medicinas o tratamientos que los reclusos requieran.

La falta de atención médica está abriendo las puertas a un paseo de la muerte en las cárceles, no demorará el momento en el que los reclusos vuelvan a alzar su voz exigiendo una calidad de salud. No porque están encerrados en cuatro paredes dejaron de existir.

Señores del Gobierno Nacional, autoridades la muerte de reclusos, por enfermedad o falta de atención médica no va a acabar con el hacinamiento. Esta no es la solución para hacer espacio en las celdas. Es lamentable la indiferencia con este problema, es momento de irle tomando seriedad al asunto.

Y desde Agenda de Noticias lo invito a usted que está leyendo a que donemos medicamentos, llévelos a la Personería de Barranquilla (Cl 38 45-01 P-2 Centro) que allí se encargan de entregarlos en las cárceles, seamos ciudadanos activos, no vivamos en la indiferencia. 

 

Anuncios